Skip links
Las ventajas de la previsión en el cierre de año

La previsión en el cierre de año tiene importantes ventajas

Llega el momento del año en que deben llevarse a cabo los cierres contables y fiscales de la gran mayoría de las empresas. Se trata de procesos de gran importancia por su repercusión en la cuenta de resultados y su relevancia a nivel estratégico, por lo que es un trabajo que no debe dejarse para el último momento.

Llevar el trabajo de contabilidad al día durante todo el año supone grandes ventajas a la hora del cierre:

  • Proporciona una visión clara y adelantada del balance de un empresa para tomar las decisiones oportunas sin dilación.
  • Permite realizar ajustes financieros antes del 31 de diciembre que garanticen un resultado más positivo en las declaraciones de 2023.
  • Facilita la carga administrativa del final de año.

Una ventaja estratégica

Un cierre contable no es solo una obligación legal, sino una herramienta de decisión para toda empresa, ya que ofrece una visión clara de su situación financiera, aportando datos como la magnitud de sus ingresos, el peso de los distintos tipos de gastos, o los márgenes e indicadores de rentabilidad.

Por este motivo, un cierre de año temprano otorga información relevante a los responsables de una organización para poder tomar, con el tiempo suficiente, decisiones de calado como puede ser el reparto de dividendos, posibles ampliaciones de capital, o la dotación de reservas voluntarias, legales o especiales. 

Además, la información de cierre de ejercicio supone un soporte formal para cualquier proyecto de inversión a futuro, en especial si se requiere de financiación externa o nuevas aportaciones de capital de los socios, pero también para cualquier operación de compra-venta. Contar con ello a tiempo, permite comenzar el nuevo ejercicio de manera inmediata sin dilatar decisiones relevantes por falta de información.

Los ajustes financieros

Desde el punto de vista fiscal, una contabilidad actualizada y la previsión en el cierre de año, no solo facilitan la correcta presentación de tributos, sino que también otorgan mayor margen para realizar acciones de planificación fiscal, es decir, realizar ajustes financieros antes de final de año que permitan una optimización del pago de impuestos.

De esta manera, los contribuyentes que hayan contado con la previsión y asesoría correctas durante este año, pueden beneficiarse de rebajas tanto en el Impuesto de Sociedades como el IRPF a declarar en 2023, realizando diversas acciones como por ejemplo:

  • Adelantar a este año el cobro de dividendos y otras operaciones que generen ganancias patrimoniales antes de que suban los tipos el año que viene.
  • Compensar las pérdidas y ganancias en la transmisión de elementos patrimoniales como acciones, participaciones de fondos de inversión, inmuebles.
  • Realizar acciones para rebajar el impuesto solidario a la grandes fortunas que entrará en vigor en 2023.
  • Aplicar deducciones fiscales realizando donaciones a empresas sin ánimo de lucro
  • Aplicar deducciones invirtiendo en sociedades de reciente creación.

Esto son solo algunos ejemplos. El departamento de Asesoramiento Tributario de MOORE España basa su servicio al cliente en el tax planning o planificación fiscal, mediante la que optimiza la carga impositiva con una estrategia anticipada en función de las características de cada empresa, su sector, su entorno y la legislación aplicable. Además, el servicio de externalización de contabilidad de MOORE permite a sus clientes empresa dedicarse a las actividades propias de su negocio mientras los profesionales de MOORE llevan la organización contable-administrativa de la empresa de manera profesional y exhaustiva, lo que permite realizar una efectiva previsión del cierre de año.