Skip links

¿Qué es un informe pericial?

Un informe pericial es un documento redactado por un perito, como resultado de un estudio técnico, para exponer sus indagaciones y conclusiones sobre un caso de estudio concreto, y que constituye un elemento de prueba en procesos judiciales y arbitrales.

El objetivo del informe pericial es establecer una “verdad” que dirima una disputa objeto de análisis. Por este motivo, el requisito fundamental del informe ha de ser la objetividad y la independencia de los intereses de las partes, aunque el perito haya sido contratado por una de estas.

Aunque los informes periciales no tienen una estructura cerrada y los peritos tienen cierta libertad para exponer sus conclusiones, por regla general suelen contener la descripción detallada de los siguientes aspectos:

  • El objeto de estudio.
  • Las partes involucradas en el análisis.
  • El contexto de la disputa.
  • Los procedimientos, cálculos y operaciones realizados en el proceso de análisis.
  • Los medios científicos y técnicos empleados.
  • Las conclusiones obtenidas.

El valor del informe pericial depende en gran medida de su ratificación ante el tribunal competente que resolverá la disputa en cuestión, pero también resulta de gran utilidad en los procesos pre-judiciales o pre-arbitrales de negociación entre las partes.

¿Qué es un perito?

Un perito es aquella persona que, no siendo parte en el proceso judicial o arbitral, elabora un informe sobre un hecho para cuyo análisis son necesarios determinados conocimientos, y lo hace a solicitud de alguna de las partes implicada en una disputa o del propio tribunal que la dirime.

La actividad pericial no se limita a un campo determinado, sino que abarca todos los ámbitos del conocimiento técnico, científico, artístico o práctico. Todo profesional o experto en una materia determinada puede participar como perito en un proceso.

El perito ha de extraer sus conclusiones basándose en ese conocimiento y en un estudio pormenorizado, que debe partir de un razonamiento objetivo, ya que, como hemos indicado, la independencia y la objetividad son los dos pilares básicos de la función pericial.

Según la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil , la aportación del perito constituye un elemento de prueba en los procesos judiciales, y puede tener un carácter público cuando ejerce su labor en relación con la Administración Pública, o estrictamente privado, cuando el análisis pericial es ajeno a la relación laboral del perito con la Administración.

Los informes periciales de MOORE ACPM

Durante los últimos años, las firmas de servicios profesionales como MOORE ACPM han incorporado en su estructura organizativa equipos dedicados a la elaboración y ratificación de informes periciales del ámbito económico-financiero y contable.

La división de Forensic de MOORE ACPM emite informes para sus clientes en contextos de conflicto entre partes, para aportar un conocimiento técnico que ayude a resolver una disputa judicial o privada. Isabel Bermúdez, socia de MOORE ACPM y autora del cuaderno práctico Emisión de Informes Periciales, destaca la meticulosidad de los profesionales de MOORE en la ejecución de estos informes, recabando información sobre las necesidades del cliente y el contexto de la disputa; y seleccionando al profesional y la metodología más adecuados para el tema en cuestión.

Pero tan importante como el análisis, es la correcta exposición del resultado. En palabras de Isabel Bermúdez, “tiene que haber un tándem perfecto entre el rigor metodológico y la claridad expositiva para que el informe sea comprensible por personas que no conozcan el ámbito económico y financiero, como las propias partes o el juez”.

Tras la emisión del informe existe un último paso que consiste en su ratificación en sala cuando se trata de un procedimiento judicial. Es un acto muy importante en el que los profesionales de MOORE se esfuerzan por ser claros, sencillos y convincentes de manera que puedan auxiliar al Juez en su toma de decisión y a sus clientes a salir exitosos de sus disputas.