Skip links

Es el momento de solicitar ayudas y subvenciones públicas

Las ayudas públicas en forma de subvenciones e incentivos fiscales siempre han supuesto un empuje importante para el desarrollo y crecimiento de las empresas, y en algunos sectores suponen un factor fundamental para su rentabilidad y supervivencia. Esta realidad se ha vuelto mucho más significativa durante la pandemia y está a punto de entrar en un escenario de oportunidades nunca antes visto en nuestro país.

La crisis económica derivada de la pandemia ha provocado que las instituciones públicas hayan puesto en marcha una amplia batería de ayudas estatales, autonómicas y locales para paliar los efectos de las restricciones impuestas para limitar la expansión del coronavirus. Sectores como la hostelería y el turismo han sido objeto del mayor número de medidas, pero también todos los subsectores dependientes de ellos y, por extensión, también industrias, comercios y servicios que han visto decaer su facturación durante el confinamiento y las posteriores limitaciones de aforo y movimiento. 

Los famosos ERTEs o los préstamos del ICO son solo las medidas más conocidas, pero la tipología de ayudas es mucho más extensa y van desde la exención del IBI de locales en algunos municipios a las ayudas directas para el pago de proveedores, pasando por la exención de la cuota de autónomos o los incentivos en la industria del automóvil y la cultura.

Las subvenciones que vienen

Sin embargo, todas estas medidas han supuesto “solo” un alivio de emergencia para asegurar la supervivencia de la economía. Con la remisión de la pandemia y la vuelta a la normalidad, las instituciones han tomado la determinación de poner sobre la mesa un volumen mucho mayor de ayudas para asegurar la recuperación y el crecimiento.  

El Plan de Recuperación para Europa aprobado por la Comisión Europea supondrá el mayor plan de financiación llevado a cabo por la UE, y se traducirá en cuantiosas ayudas para la reconstrucción de la economía e incentivos para el desarrollo y crecimiento muy enfocado en algunos aspectos estratégicos como son:

  • Investigación e innovación
  • Transición digital
  • Programas de salud
  • Modernización de la política agraria y desarrollo rural
  • Lucha contra el cambio climático

Los primeros pagos de este plan ya se han puesto en marcha y han llegado a nuestro país, por lo que, en cuanto se apruebe el reparto de estos importes entre las distintas partidas de los Presupuestos Generales del Estado, los fondos comenzarán a distribuirse a través de los distintos niveles de la administración para que lleguen a sus destinatarios.

Cómo obtener ayudas y subvenciones públicas

Dadas estas circunstancias, es el momento oportuno para que toda empresa valore la posibilidad de optar a los distintos tipos de ayudas y estimular así su desarrollo. Sin embargo, todos sabemos que en la práctica no es tan fácil.

La propia forma de distribución de las ayudas entre distintas administraciones, y sus distintas formas de hacerlo público dificultan saber qué tipo de subvenciones o incentivos están disponibles, pero además cada administración establece, dentro del correspondiente marco, sus propios criterios para otorgarlas. Por si fuera poco, los necesarios requisitos de control y anticorrupción conllevan una excesiva y compleja burocracia que dificultan la solicitud y recepción de las ayudas

Es por esto que se hace imprescindible contar con un asesor que pueda guiar a cada empresa en todo aquello que necesita saber:

  • Qué ayudas están disponibles para su sector y zona geográfica.
  • Cuáles son los requisitos establecidos para poder beneficiarse de ellas.
  • Cuáles son los plazos para solicitarlas.
  • Cuál es la documentación necesaria.

Un asesoramiento especializado como el de Moore ACPM, que integra distintas áreas de actuación, permite conocer a qué ayudas y subvenciones es posible optar en cada caso, pero también presentarlas en el tiempo y la forma adecuadas para garantizar su concesión, sin olvidar el último paso que es la correcta declaración de esa ayuda.